viernes, noviembre 26, 2004

Mis clases de Danza...



Y mañana me toca mi clase de ballet... sí, leyeron bien: BALLET. Normalmente los lunes y miércoles tengo clases de danza Jazz, pero ahora mi trabajo me lo impide (no es reproche Noctámboss)... Este trazo tiene dedicatoria para mi Fla, que me hizo descubrir este gusto inexplicable por la danza y de alguna manera me motivó para comenzar a intentar bailar. Yo siento que he progresado y poco a poco (muy poco a poco) estoy perdiendo mi similitud con las piedras, y si le sumamos mis habilidades para el canto, pues digamos que soy todo un 'rolling stone' jajajajaja!
Yo pensaba que la danza era la clase que complementaba mi paso por primaria y secundaria. No encontraba sentido a zapatear y zapatear una hora diaria sobre una loza de concreto como si quisiéramos fisurarla (estoy seguro que para las pobres hormigas "el son de la negra" y el danzón jarocho son una marcha fúnebre), el sol me agotaba y el único modo de refrescarme era dejando caer sobre mí el vaso o botella con agua que tenía puesto sobre la cabeza (no recuerdo cuál es pero hay una danza folklórica mexicana que se baila sobre una tarima y con un vaso de agua sobre la cabeza al tiempo que se zapatea fuertemente). Lamentablemente, después de la refrescada, venía un acalorado regaño de la maestra de danza. Sumada a esta zapateada experiencia, resultó que nuestra vecina era también una maestra de danza de escuela primaria (¿de dónde salen tantas?) y la méndiga ensayaba todas las noches, justo cuando queríamos dormir... Como ven, mi iniciación en la danza tiene orígenes no muy gratos, pero lo bueno es que no me acuerdo de ni un solo zapateado.
Creo que ya voy a cumplir dos años de que empecé con las clases de Jazz. Ahora mi perspectiva es otra y es re-lindo cuando descubres cosas que no conocías en tí. Yo siento que sigo siendo un tamal con patas que trata de moverse al compás de la música, pero mi Fla; Brenda y Mireya (las maestras) y algunas de mis compañeritas y admiradoras (Izcaret, Sofia y Paola) dicen que ya no soy tan maleta y que ¡hasta bajé de peso! En fin, espero volver pronto a esto de la Danza y luego les muevo el bote.
Publicar un comentario