miércoles, enero 26, 2005

Mensaje sin Acentos...

Una de las cosas que más me chocan (molestan) en la vida, es que la gente está perdiendo su capacidad de comunicarse BIEN. Las formas de comunicarse mal son las más conocidas, y lo curioso es que en ningún lado se enseñan... ¿por qué adoptamos tan fácilmente malos hábitos de comunicación si en los colegios se hace todo lo posible por enseñar correctamente el lenguaje nativo? No lo sé... Yo no manejo a la perfección el lenguaje, eso lo reconozco. Pero sí hago el esfuerzo de comprender y aplicar lo básico que me enseñaron en la escuela.
En concreto, he notado que desde que se mezcló la eficiencia del internet para comunicarnos con la flojera de poner acentos donde debe ser (sin mencionar las mutilaciones que sufrieron algunas palabras como que = q'; porque = x q'; pues = ps; verdad = vdd... entre otras), se ha dado un fenómeno al que yo llamo "secuestro de acentos". Ya no es raro recibir correos electrónicos de trabajo cuyos acentos has sido secuestrados y que en algún lugar del texto aparece una leyenda justificativa que dice "(Mensaje sin acentos)". Yo pienso que esta leyenda podría interpretarse de dos formas: la primera un melancólico grito de auxilio por parte de las pobrecitas tildes* que han sido secuestradas; o bien, como una cínica confesión por parte de los remitentes de que son: (a) unos flojonazos, (b) malísimos en ortografía, y (c) que no les interesa el hecho de que la forma en que nos comunicamos también habla de nuestra calidad como seres humanos.
Ahora, supongamos que cuando se trata de una comunicación informal no hay problema... pues yo insisto en que sí lo hay. Pues me parece que la gente se acostumbra a la comunicación informal y cuando debe comunicarse apropiadamente olvida cómo hacerlo. De alguna manera acostumbran a sus cerebros a desechar fragmentos de información. Lo peor viene cuando se traslada a otros espacios racionales esto de la fragmentación de simbología y mutilación de elementos gráficos de la escritura... por ejemplo, mis alumnitos de Física en preparatoria omiten algunos símbolos matemáticos de las ecuaciones, según ellos para escribir más rápido... y bueno, es bien sabido que en las ciencias EXACTAS un ligero cambio en un símbolo, o la ausencia del mismo, puede resultar en una ecuación radicalmente distinta. ¿Otro ejemplo? Cómo no, con mucho gusto: en mi trabajo, algunas veces me llegan documentos que hay que revisar antes de emitir bajo el sistema de calidad ISO9001. Cuando los reviso, suelo marcar con signos de admiración los errores que más me sorprenden y, hasta cierto punto, me asustan... una de las autoras de estos documentos (que adora la leyenda "mensaje sin acentos"), por esta situación, me andaba apodando "Roque-admiraciones"... Quiero aclarar que los signos de admiración no siempre denotan eso... admiración. En este caso los uso para destacar los errores que me parecen sorprendentemente increíbles de cometer por parte de un profesionista.
Creo que me extendí mucho en mi crítica de hoy... me disculpo y declaro culpable por cualquier error de ortografía que encontrase usted, amigo(a) lector(a). Sonrían mucho.
*(por cierto, las marquitas se llaman tildes, no acentos... los acentos son la fuerza de entonación que se le da a una sílaba con respecto de otra dentro de una misma palabra, e incluso a las palabras dentro de una misma frase).
Publicar un comentario